Top Peliculas Series Torrent
¿Cómo descargar?
Creed II: Defendiendo el legado
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…

Calificacion 6.4
Género:

Drama

País: Estados Unidos
Duración: 130 min.
Año: 2018
Director: Steven Caple Jr.
Reparto:
Michael B. Jordan, Sylvester Stallone, Tessa Thompson, Dolph Lundgren, Florian Munteanu, Phylicia Rashad, Wood Harris, Kristina Aponte, Andre Ward, Russell Hornsby, Gina Destra, Brigitte Nielsen, Milo Ventimiglia, Ivo Nandi

Creed II: Defendiendo el legado

Creed II
loading...
Opciones de descarga Servidor Idioma Tamaño Contraseña
Descargar Utorrent Latino 2.08 GB
Descargar 1fichier Latino 2.08 GB
Descargar Turbobit Latino 2.08 GB
Descargar Fembed Latino 1.21GB

Adonis Creed se debate entre las obligaciones personales y el entrenamiento para su próxima gran pelea, con el desafío de su vida por delante. Enfrentarse a un oponente que tiene vínculos con el pasado de su familia solo intensifica su inminente batalla en el ring. Afortunadamente Rocky Balboa está a su lado a lo largo de todo el camino, y juntos se cuestionarán por lo que vale la pena luchar y descubrirán que nada es más importante que la familia… Secuela de «Creed», el spin-off de Rocky que en 2015 obtuvo muy buenas críticas y dio inicio a una nueva saga.Creed II: Defendiendo el legado

Critica:

El gran ganador de la segunda entrega de Creed es el sueco. Con diferencia. Ni un Stallone venido a menos, ni un Michael B Jordan protagonista, ni Tessa Thompson. Es Dolph Lundgren.

Este hombre parece estar en racha. Participó en Aquaman (que ha recaudado más de 1000 millones), y aquí está otra vez con Rocky. Aunque siempre se le ha encasillado en el papel de matón hormonado, Dolph es un buen actor y buen currante.

Siempre se ha dicho que un buen villano hace buena una película, y en este caso la aparición del personaje que interpreta por segunda vez Lundgren será el eje de la cinta.
«En esta película Drago está desesperado, no le quedan muchas oportunidades para cumplir sus sueños y poder vengarse de Rocky, que es quien acabó con la vida que tenía, de Rusia, que le dio la espalda, y de Estados Unidos. Su hijo, un boxeador al que también entrena en el odio, es su última oportunidad», expresa el intérprete sueco.

Dolph saltó a la fama con Rocky IV, pero esta película también le encasilló. Apenas dijo unas pocas palabras. Solo sabía pegar (parecía). Y en esta nueva entrega no quería repetir ese mismo papel. La sombra del joven Ivan Drago le sobrevoló durante más de 3 décadas.

«Pensé que me iban a utilizar solo para promocionar la película, como un reclamo. Que a nadie le preocupaba mucho mi interpretación o desarrollar a mi personaje en la película. Pensé que iba a ser como un trofeo. Pensaba que era mucho mejor dejar el personaje en los ochenta, con sus calzones carmesíes. Pero luego leí el guión y hablé con el director y me di cuenta de que era alguien que quería crear un personaje interesante. Que quería decir algo sobre la paternidad, que para mí es algo muy cercano, por motivos personales. Así que decidí hacerlo», cuenta ahora Lundgren.

En palabras del propio Dolph Lundgren:

«Tuve que luchar para evitar que cortaran diálogo. Sobre todo diálogo en el que se entiende quién es y lo que quiere el personaje. Si te fijas, a lo largo de la película tiene pocas oportunidades realmente de explicar de dónde viene el personaje. Básicamente, sólo tiene la oportunidad cuando va a buscar a Rocky a su restaurante. Esa escena se reescribió cinco o seis veces. En una de las ocasiones se eliminó diálogo que yo creía que era muy importante. Era lo que explicaba todo lo que le había ocurrido en el pasado para llegar a ese punto. Al principio, iba a ver sido mucho más conflictivo. Pero yo estaba convencido de que Rocky no podía saber por qué estaba allí, no se podía esperar la pelea. Tenía que saberlo por mí. En un momento se cambió y querían que llegaran a las manos. Y yo quería que fuera algo mucho más psicológico. Estuvimos discutiendo Stallone, el director y yo durante más de una hora en el set, repasando todas las notas»

«Al final Stallone aceptó la mayor parte de mis comentarios. El director se mantuvo al margen en esta ocasión. No quería involucrarse. Al final fue divertido. Stallone dijo: “Podemos rodar esta puta escena ya, como le gusta a Dolph”»