Top Peliculas Series Torrent
¿Cómo descargar?
Día de la Independencia: Contraataque
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…

Calificacion 4.2
Género:

Acción/ Ciencia ficcion

País: Estados Unidos
Duración: 119 min.
Año: 2016
Director: Roland Emmerich
Reparto:
Jeff Goldblum, Liam Hemsworth, Bill Pullman, Maika Monroe, Jessie T. Usher, Travis Tope, Judd Hirsch, Charlotte Gainsbourg, William Fichtner, Robert Loggia, Angelababy, Nicolas Wright, Deobia Oparei, Vivica A. Fox, Chin Han, Joey King, Garrett Wareing, John Storey, Brent Spiner, Sela Ward, Patrick St. Esprit, Gbenga Akinnagbe, Hays Wellford, Mckenna Grace, James A. Woods, Robert Neary, Joshua Mikel, Joel Virgel, Arturo del Puerto, Matt Munroe, Jacob Browne, Ryan Cartwright, Travis Hammer, Lance Lim, Stafford Douglas, Beth Bailey, Omar Diop, Ron Yuan, Grace Huang, Stephen Oyoung, Ben Wang, Nicholas Ballas, Ivan G'Vera, Brandon K. Hampton, Sam Quinn

Día de la Independencia: Contraataque

Independence Day: Resurgence
loading...
Opciones de descarga Servidor Idioma Tamaño Contraseña
Descargar Utorrent Latino 1.84 GB
Descargar Mega Latino 1.84 GB
Descargar 1fichier Latino 1.84 GB
Descargar Turbobit Latino 1.84 GB
Descargar Fembed Latino 1.11GB

Utilizando la tecnología que los extraterrestres tenían 20 años antes, las naciones de la Tierra, que temen el regreso de los invasores, han colaborado en la elaboración de un gigantesco programa de defensa para proteger el planeta. Pero no es seguro que ese programa sirva para hacer frente a los avanzados e inauditos recursos de los atacantes. Quizá sólo la inventiva de unos pocos valientes pueda evitar la destrucción del mundo, que se encuentra de nuevo al borde de la extinción. Secuela del gran éxito de 1996 «Independence Day». Día de la Independencia: Contraataque

Critica:

Para los que no tengan tiempo de leer todo: es la peor película que he visto jamás. Los que quieran leer más, sírvanse.

Empecemos por el principio: ya sé que es una película de ciencia ficción, pero es que no hay ciencia, y sí mucha ficción. Vamos a ver: ¿desde cuándo los americanos han estado veinte años sin montar una guerra? Es que ya en el minuto dos de la película nos dicen una frase que es para llorar. Y encima han conseguido, gracias a la tecnología alienígena, construir una base en la Luna (vale, compro), pero ¿otra en Saturno? No es problema de que esté muy lejos, es que es gaseoso. Traducido en pocas palabras: si ponemos algo con más densidad que el agua, se hunde. Por no comentar que en el vacío del espacio no se oyen ruidos. Pero dejemos la ciencia y vayamos al argumento (por decir algo).

Está bien que, en el mundo real (en el que todos, menos los guionistas de esta película vivimos), haya multitud de científicos investigando posibles asteroides que vayan hacia la Tierra, porque si la nave mide 5000 kilómetros de diámetro, y no la han visto, tienen un problema, Houston.

Con lo bonito que había quedado el láser ese de la primera película, que era hasta creíble. Ahora resulta que para destruir una ciudad hace falta succionar otra. En serio, ¿es que no había otra forma? Una bola gigante como la de Indiana Jones daría un toque de más clase, y habría sacado más risas. Ah, bueno, y por supuesto, Londres, que la madre de la protagonista vive allí; si fuera una ciudad de África, no importaría, claro.

Y hablando de risas: si el enfermero muere, ¿quién regará las orquídeas? Eso es tener claro las prioridades. Que quede claro: si no está Will Smith, no puede haber chistes. Si acaso, el señor Goldblum, quien, por cierto, hace unos años tuvo que desmentir un rumor que circulaba acerca de su supuesta muerte. ¿Que decías que no estabas muerto? Pues ya lo estás, al menos cinematográficamente, como todos aquellos que aparecen en esta aberración. Ya no te salva ni cargarte a un tiranosaurio a collejas en la próxima de Jurassic World (o Park, o como quieran llamarla).

Otro puntazo: vamos a poner a las 17 personas más importantes del gobierno juntas. Así, si llegan los malos, pues les ponemos las cosas más fáciles. Eso es organización, y no la de los Hermanos Marx.

Vamos a ir terminando: el tamaño de la reina. Godzilla. Ahí lo dejo. Y se dedica básicamente a perseguir un autobús escolar por el desierto. ¿Es que no tiene algún siervo que se dedique a eso? Aunque sólo sea del tamaño de King Kong. Al señor Emmerich no le importa hacer autoguiños de sus películas. ¡Y encima quiere hacer una tercera parte! En esa, claramente, yo iría con los alienígenas, porque si seguimos pagando por ver estas cosas, merecemos la extinción.

Podría seguir, hablando, por ejemplo, de lo lúcido que está el científico tras 20 años en coma, o de lo bien que anda sin rehabilitación ni nada, o de que lo más importante cuando te persigue la reina es salvar a un perro. Pero termino esta crítica haciendo una referencia al anuncio de la Casera de hace unos años: si no hay reina, nos vamos. Así, totalmente lógico.

Resumiendo: no la veáis; me agradeceréis el consejo. No cometáis el mismo error que yo.