Top Peliculas Series Torrent
¿Cómo descargar?
Hotel Transylvania
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…

Calificacion 6.0
Género:

Acción/ Comedia/ Fantástico

País: Estados Unidos
Duración: 91 min.
Año: 2012
Director: Genndy Tartakovsky
Reparto:
Animation

Hotel Transylvania

Hotel Transylvania
Opciones de descarga Servidor Idioma Tamaño Contraseña
Descargar Utorrent Latino 1.39 GB
Descargar Mega Latino 1.39 GB
Descargar 1fichier Latino 1.39 GB
Descargar Turbobit Latino 1.39 GB
Descargar Fembed Latino 873.06MB

Desde su nacimiento, Mavis vive en el lujoso hotel Transylvania, que fue creado para proteger a los monstruos de la amenaza de los seres humanos. Cuando Mavis está a punto de cumplir la mayoría de edad (118 años), su padre, el conde Drácula, le prepara una fiesta a la que acuden los mejores amigos de la familia: desde Frankenstein al Hombre Invisible o la Momia; pero también asiste a la celebración un hombre que se enamora de Mavis. Hotel Transylvania

Critica:

Estas palabras las pronuncia el Conde Drácula en «Hotel Transilvania» cuando el personaje humano, Jonathan, cuestiona su manera de entretenerse en el resort para monstruos que regenta el Señor de las Tinieblas.

Este irónico diálogo refleja muy bien el tono de la cinta, en el que Drácula y los otros monstruos del cine clásico se convierten en personajes mucho más simpáticos que terroríficos.

Pese a haber sido promocionada hasta la saciedad, tanto en América como en España, por sus voces y actores de doblaje, los factores que hacen verdaderamente interesante «Hotel Transilvania» son su humor y su animación.

No podría ser de otra forma tratándose del debut cinematográfico de Genndy Tartakovsky, uno de los pocos Genios con mayúsculas que existen actualmente en el mundo de la animación norteamericanas, creador de la genial (tanto en dibujo como en guión) «El laboratorio de Dexter» y de la visualmente rompedora «Samurai Jack», además de la interesante «Sym-bionic Titan» y director de algunos de los mejores episodios de «Las Supernenas».

Las malas críticas en Estados Unidos, la presencia de Adam Sandler como alma mater del invento, las voces de famosos en el original y en el doblaje, el paso del 2D a la animación en tres dimensiones y el hecho de que Tartakovsky fuera el último de una larga lista de directores contratado para arreglar un filme que no funcionaba auguraban malos presagios, pero al final el resultado es una película digna de su director, en la que se observa su mano, si bien es cierto que no es lo mejor que podría hacer si se le otorgara libertad.

Puede que estas amenazas previas me hayan llevado a aceptar mejor el resultado final, que podría ser decepcionante si esperásemos algo del calibre de «El laboratorio de Dexter», pero lo cierto es que el filme cumple con su propósito de entretener y divertir. Los chistes de pedos propios de Adam Sandler o los números musicales raperos se asimilan mejor cuando los personajes están animados con distorsiones cartoons hilarantes y un ritmo frenético que acentúa enormemente los gags. Y finalmente la historia no es tan mala, ni siquiera en sus momentos dramáticos. Quizá algo sencilla pero no tiene mucho que envidiar a la media de los filmes de Dreamworks, y algunas secuencias como las de las mesas voladoras o la de la convención de monstruos resultan inspiradas.

De los personajes Drácula resulta especialmente entrañable con su actitud histérica y sobreprotectora hacia su hija. Mavis y Jonathan están bien, sobre todo porque no son la pareja estereotípica de otros filmes de animación, y los secundarios son divertidos a la vista, aunque no tan memorables. Wayne, el hombre lobo que soporta una gigantesca camada de cachorros, es destacable, pero desgraciadamente su voz-interpretada por el genial Steve Buscemi en el original-adopta un acento andaluz que no viene a cuento en la versión doblada.

De hecho, peor que el de los famosos es el doblaje español de muchos secundarios, a los que se han otorgado, sin motivo aparente, acentos cubanos, gitanos o andaluces que hacen que por momentos la cosa parezca un capítulo de Cálico Electrónico y arruinan los gags (el chiste está en lo que los personajes dicen, no en su acento).

El otro gran triunfo de la película, aparte de secuencias humorísticas inspiradas como las de Drácula y Johnny caminando por los pasillos «Escherianos» del Hotel, reside en su reivindicación y presentación de los monstruos del cine de terror clásico al público infantil/adolescente, demasiado acostumbrado a versiones descafeinadas como la de «Crepúsculo».

En definitiva no es un clásico inolvidable pero sí un filme que reivindica la animación «cartoon» y el estilo irreverente de los Looney Tunes y que hace reír por igual a pequeños y grandes. Y diría que mucho más que otras películas de animación, pese a que el argumento o los personajes a veces no atrapen.